La promoción de los recursos naturales atrae más adeptos

La promoción de los recursos naturales atrae más adeptos

La industria sin chimenea, como se conoce al turismo, capta cada día a más personas. Pero no en lo relacionado con el número de extranjeros que arriban al país, sino a las personas interesadas en el estudio de la promoción y gestión de ese sector.

Una muestra de ello es la existencia de 6 facultades relacionadas con esta carrera. Las universidades Católica, de Especialidades Espíritu Santo, Guayaquil, Cristiana Latinoamericana, Jefferson y Escuela Politécnica del Litoral la dictan como una de las de mayor crecimiento en el campo profesional.

Esto se evidencia en el aumento del número de personas interesadas en seguir estudios de turismo. Un total de 2.478 estudiantes, de entre los 18 y 30 años, acuden a estos establecimientos de educación superior.

La escuela de Hotelería y Turismo de la Facultad de Comunicación Social, de la Universidad de Guayaquil, es la más antigua en la urbe. Abrió sus puertas hace 14 años con 200 alumnos. Ahora acoge a 900, distribuidos entre la sede del Puerto Principal, Galápagos y Quevedo.

Los títulos que ofrecen dependen del tiempo, de dos a 5 años, y al programa de estudios. Así la Universidad Católica gradúa a Técnicos en Turismo (2 años) y Tecnólogos en Hotelería y Turismo (3 años).

Las universidades Cristiana, Católica, UEES y Espol cuentan con ingenierías orientadas a ramas específicas dentro de esta especialidad.

La administración de recursos naturales y ecoturismo es la base del trabajo de la primera, mientras en la segunda lo es la gestión turística hotelera y la gestión turística con especialización en gestión ambiental, marketing y planificación.

El licenciado William Torres, director de la escuela en la Facso, y Sonia Palacios, de facultad en la UEES, coinciden en que antes los estudiantes consideraban esta opción profesional como algo encaminado a la difusión de la diversión o entretenimiento. Sin embargo, aclaran que hoy contempla una serie de exigencias académicas del alumno, entre ellas, el conocimiento de más de dos idiomas.

Cada institución plantea cambios relacionados con el desarrollo en este campo. La escuela de la Facso abrirá en noviembre próximo una agencia de turismo receptivo para ofertar, a las escuelas y colegios, los viajes de fin de año. La UEES en cambio cuenta con un programa de fin de semana (viernes y sábado) dirigido a personas que trabajan en el área y que desean optar por un título académico. La mayoría tiene convenios con otras universidades para cursar estudios en el extranjero.

Para obtener su título todos los estudiantes tienen que realizar entre 1.200 y 1.500 horas de prácticas en hoteles y restaurantes. Ellos hacen carrera en aerolíneas, agencias de viajes, como guías y entre otras actividades.

No obstante, Sonia Palacios aclara que esta es una carrera exigente, pues antes de alcanzar altos puestos de trabajo tienen que empezar de 0. Tarea que les podría llevar hasta 15 años.